Los zumos verdes

por Mila Falcón

El uso de zumos verdes se está extendiendo entre las famosas sobre todo y vete a saber si es verdad todo lo que cuentan… Os quiero hablar de ellos porque me parece un asunto serio y peligroso para su salud el mal uso que podamos hacer de ellos.

Ya os he hablado de la necesidad de hacer las comidas principales del día sin saltarse ninguna y que estas comidas han de ser lo más variadas posible. ¿Entonces cuando se pueden tomar estos zumos? yo los tomaría por la mañana, en ayunas, antes de desayunar y variando su contenido. Hay que tener cuidado en ese contenido pues algunos ingredientes son tan depurativos que podrían bloquear el aprovechamiento de los nutrientes que ingeramos a lo largo de cada jornada. Por ello os recomiendo la variedad para que no haya efecto acumulativo ni peligro.

Son beneficiosos en el sentido de que aportan fibra y vitaminas principalmente, aparte de hierro y otros minerales. Después de una fiesta por ejemplo en la que hayáis fumado o bebido más alcohol de lo debido. Vienen muy bien porque ayudan a limpiar el organismo y si tenéis una actividad deportiva ayudan y suplementan.

Os voy a dejar algunas recetas para que os inspiréis. Se pueden licuar pero prefiero usar el vaso americano porque así aprovecháis la fibra que en la licuadora se desaprovecha.

Unas hojas de acelga o espinaca, zanahorias, una ramita de apio  y manzana. Se bate o licua y si queréis yo le añado lecitina de soja, una cucharidita o semillas chia, otra cucharadita.

Kiwi, naranja, lechuga y una cucharadita de miel.

Zumo de nopal con piña naranja y miel.

En realidad podéis mezclar a vuestro gusto y es cuestión de ir probando a ver que os gusta más pero por favor, nada de sustituirlos por una comida por sistema porque a la larga lo que conseguiréis es que se os caiga el pelo por ejemplo, que se os estropeen los dientes, coger catarros y debilitar vuestro sistema inmunitario. No soy nada partidaria de los adelgazamientos express porque he visto en conocidas y las consecuencias  no son agradables, sin contar con que la mayoría acaba aborrecida y como tienen más hambre que el perro un ciego se atiborran de lo que no deben. Hay quien recomienda hacer un día de ayuno a base zumos o frutas, y por un día no puede pasar nada más que que tengáis muchísimo hambre. El truco está en beber a menudo y entre zumo y zumo comer frutas enteras intentando no mezclar las dulces con las ácidas. Una muy buena opción con la que no os equivocaréis son las manzanas.zumo-verde-ayuno

Anuncios